Patricio disfruta de las actividades en la naturaleza como la escalda, el montañismo y el cicloturismo. Practicante de yoga desde 2012; en el afán de profundizar en su práctica y comprensión del yoga toma el 2014 la formación de Profesor de Yoga Integral de 500 hrs en Centro Isajú. Posteriormente ha seguido un estudio ininterrumpido en distintas tradiciones, completando durante el 2016 la Formación en Yogaterapia 350 hrs en Loknath Yoga; y durante 2017 y 2018 la Formación de Practicantes y Profesorado en Yoga Mandiram.En 2017 completa también la formación en Masaje Thailandés en TMC School Chile. Paralelamente ha cursado programas de formación en Yoga Iyengar con Olga Madariaga y Scarlett Coronel, y seminarios con destacados profesores como F. San Miguel, A. Wormull, S. Donayre, P. Räisänen, S. Ramaswami, K. Desikachar y M. Vollmer entre otros. Actualmente continua practicando y estudiando.
El compartir lo aprendido es también un compromiso con la práctica personal; y la satisfacción de acompañar y facilitar ese proceso en [email protected] es una reafirmación del propio camino.
Comencé a practicar yoga luego de un accidente en bicicleta de montaña en donde me quebré una clavícula en 3 partes. En búsqueda de un ejercicio físico terapéutico y respetuoso del cuerpo, encontré una disciplina integral para el desarrollo humano. Una propuesta empírica refinada para gestionar los procesos mentales, emocionales y sus correlatos físicos y sutiles por medio del entendimiento del propio Ser y la búsqueda de su autodeterminación.El yoga es una tradición de práctica y entendimiento. Krishnamacharya decía que solo se puede enseñar lo que se practica. El compartir lo aprendido es también un compromiso con la práctica personal; y la satisfacción de acompañar y facilitar ese proceso en [email protected] es una reafirmación del propio camino.Me uní como profesor a Yoga Mandiram primero asistiendo en la sala Mysore a mis profesores/as Esteban Cabezas y Rocío Rodríguez durante casi un año. Con la oferta de seguir como profesor regular de le escuela, me sentí afortunado de formar parte de un equipo de practicantes [email protected] Y esa es la motivación que mueve a la escuela y por la cual me alegra formar parte de ella: desarrollar y entregar herramientas para el desarrollo de una práctica personal de que aflore el entendimiento.