Esteban es una persona con alma de explorador, artista, músico, y emprendedor. Su búsqueda por el bienestar lo han llevado al estudio de ciencias de la salud, sociología y conocimientos orientales de la psiquis, el alma y la conciencia. Practicante de yoga desde el año 2000, comenzando en su temprana adolescencia, su propia ignorancia y traspiés lo han impulsado a desechar y/o re-interpretar lo aprendido para quedarse meramente con lo que considera esencial.

Ha tenido la fortuna de pasar por excelentes profesores locales y extranjeros de ashtanga vinyasa yoga, hatha yoga en la influencia de T. Krishnamacharya, vedanta, artes marciales japonesas, chamanismo y videntes espirituales. Todos han sido maestros en su derecho, dejando una profunda enseñanza acerca de qué significa realmente comprender y conocer. Esteban hoy tiene más de 12.000 horas de experiencia práctica y pedagógica en el aula.

Enseño para ayudarnos a aprender y madurar

Aprendo una enormidad de las personas, y del valor de una comunicación efectiva. No hay satisfacción más profunda en la enseñanza que ver como el yoga encausa y toma potencia, envolviendo y guiando a la persona en su forma y propósito.

Me volví profesor de yoga por deseo de transmitir y vincularme con personas de manera significativa para mí y para [email protected] Comprendo que la enseñanza no depende solo de uno, sino de un contexto, una emisión y una recepción y un sentimiento adecuado.

Decidí desarrollar el espacio de Yoga Mandiram para ofrecer y guiar un contexto de enseñanza propicio para el yoga, y hoy, seguimos creciendo en ello ¡Cada vez con mayor gusto y disfrute!