Amante de la naturaleza y con el deseo de que la humanidad mejore su trato hacía ella, estudió Ingeniería Ambiental, finalizando sus estudios en el año 2010. Dulce María nació en Venezuela y llegó a Chile el año 2018 en búsqueda de nuevas y mejores oportunidades. Inició sus estudios relacionados con el Yoga en el año 2017 en "Balance", estudio de Yoga ubicado en San Cristóbal, su ciudad natal, en donde pudo compartir y aprender de profesoras como Nathalya Álvarez y Karina Duque.
Desde el inicio me encantó la práctica del Yoga, siento que me ayuda a estar más consciente del presente y me brinda el espacio para estar conmigo misma, conociendo mis capacidades y límites.
Me interesé en el Yoga mucho antes de empezar a practicar en una escuela; me parecía la mezcla perfecta entre cuidar cuerpo y mente, cuando por fin me animé a asistir a clases me di cuenta de que no había vuelta atrás. Aún tengo mucho por aprender y muchas ganas de seguir haciéndolo.Decidí unirme al equipo de Yoga Mandiram porque representa una fusión entre mi pasión por el Yoga y un gran trabajo. El estar rodeada de buenas energías y tanto conocimiento es motivador. Me gusta formar parte de una organización que se enfoca en trabajar con las personas brindando las herramientas necesarias para mejorar su estado físico y espiritual.